Salte la navegación

Ayer conté lo de mi hijo y es cierto que fue un golpe fuerte, que ha sido un golpe este septiembre cuando le han dado las notas, pero ya está asumido.

La que me duele ahora es mi hija. Tenemos “tocatambor” con ella casi todos los días. Hoy ha leido “el niño con el pijama de rayas” y luego hemos ido al cine a ver la película. Esa ha sido la parte buena. La mala es que al llegar a casa mi mujer ya había descubierto una mentira de ayer.

Mi mujer quiere que no salga los fines de semana. Dice que ya tiene sufientes salidas durante la semana: va a violonchello, a teatro, a clases de inglés, a baile (sabados por la mañana). ¡Qué dificil es tener una hija adolescente! Mi mujer cree que tiene la solución con esa prohibición pero yo no lo veo muy viable.

También dice que vengan los amigos a casa. Quizá no sea mala solución.

Es tremendo. Nunca creí que me apeteciera más ir a trabajar que estar en casa. Pero la verdad es que durante esta temporada estar en clase me parece un descanso.

…………………………………………………………………………………………………………………..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: